Sistema de combustible

El sistema de combustible abastece a la cámara de combustión con los componentes de la mezcla aire-combustible. Por lo tanto, su correcto funcionamiento se ve influido por la sustitución periódica del filtro de aire  o elfiltro para coches en las palmas, cuyo desgaste puede limitar el suministro de oxígeno a la cámara de combustión y también permitir la entrada de contaminación en los cilindros.

Una de las fallas del sistema de combustible más frecuentes y costosas está relacionada con las fallas de los inyectores, especialmente en los motores diesel modernos equipados con un sistema common rail. Para minimizar el riesgo de avería, repostar en gasolineras de empresas de confianza y evitar conducir en la denominada reserva, es decir, con una cantidad mínima en el tanque. Esto se debe a que favorece la deposición de agua y la succión de impurezas por la bomba.

Para brindar protección adicional al sistema de combustible, vale la pena agregar el acondicionador al tanque de combustible antes del inicio de la temporada de invierno. Ayudará a eliminar los depósitos, desbloquear los inyectores y también mejorar la lubricación. Los productos recomendados incluyen LiquiMolyDieselSpulung o K2 Benzin , que se dedican a motores diésel y gasolina, respectivamente.

Transmisión de accionamiento con caja de cambios

Muchos conductores olvidan que la caja de cambios necesita una lubricación adecuada, lo que significa que se debe cambiar el aceite de la transmisión. En el caso de las transmisiones manuales, los intervalos de servicio suelen oscilar entre 80-100 mil. km, y en el contexto de las transmisiones automáticas puede ser incluso más corto. Puede encontrar información detallada sobre los intervalos de sustitución en el libro de mantenimiento del vehículo.

Sin embargo, la forma más eficaz de prolongar la vida útil de la línea de transmisión es conducir con cuidado y sin problemas sin una aceleración repentina, especialmente justo después de arrancar el motor, ya que el aceite tarda en calentarse. Seguir este consejo reducirá el riesgo de avería no solo del embrague o de la caja de cambios, sino también del motor y sus accesorios.

Sistema de frenado

Los frenos eficientes son la base absoluta para una conducción segura. La mayoría de los conductores prestan atención a la sustitución de pastillas y discos, pero muchos de ellos se olvidan de otros asuntos. Uno de ellos es la sustitución del líquido de frenos que, en caso de desgaste extremo, es decir, alto contenido de agua, puede impedir que los frenos funcionen eficazmente. Se recomienda reemplazarlo cada 2 años o aproximadamente 50.000. km. La compra de este tipo de fluido no será cara, porque para productos de marcas reconocidas, como Bosch o ATE, hay que pagar unos 30 PLN.

Suspensión

La clave para mantener su suspensión en buen estado es realizar las reparaciones necesarias sin demoras indebidas. La restricción del servicio durante demasiado tiempo no solo empeora la seguridad en la conducción, sino que también provoca una carga excesiva en otros componentes de la suspensión, lo que puede provocar la aparición de una mayor holgura.

La selección de piezas de alta durabilidad no es menos importante. Ahorrar en ellos no es rentable, porque el precio de compra más bajo está asociado con costos adicionales resultantes de visitas más frecuentes al mecánico. Al elegir productos de marcas como TRW, Lemforder, KYB o Sachs , puede estar seguro de recibir componentes de una calidad comparable a los originales.